Abscesos y forúnculos en MTC

El absceso es una acumulación de pus dentro o sobre la piel. El forúnculo es un absceso (colección de pus) que se forma dentro de la piel cuando una bacteria infecta la estructura donde crecen los vellos (folículo piloso).

Los forúnculos pueden darse en cualquier parte del cuerpo, pero son más comunes en la cara, el cuello, la axila, las nalgas y los muslos.

Una vez que el absceso o el forúnculo ya se ha formado, los jabones antibacterianos o los antibióticos tópicos son de poca utilidad. Los antibióticos pueden servir en caso de una infección más grave o si el forúnculo reaparece. Algunas personas tienen abscesos repetitivos y extendidos por varias zonas del cuerpo.

Abscesos & forúnculos en Medicina Tradicional China

Todo absceso o forúnculo es estudiado en Medicina Tradicional China básicamente como consecuencia de un Calor Tóxico exagerado, es decir, una biología general de hipersensibilidad inmunitaria.

Fitoterapia China Tradicional

En China se ha estudiado una doble fitoterapia, por un lado para calmar el Calor Tóxico y por otro a base de extractos líquidos de plantas específicas de acción enfriadora dérmica.

  1. Fitoterapia (Extractos secos de fondo): Remania (Rehmannia glutinosa (Gaertn.) Libosch.), Escutelaria (Scutellaria baicalensis Georgi), Anemarrena (Anemarrhena asphodeloides Bunge), Peonía (Paeonia lactiflora Pall.), Forsithia (Forsythia suspensa (Thunb.) Vahl), Peonía (Paeonia x suffruticosa Andrews), Gardenia (Gardenia jasminoides J. Ellis). FÓRMULA D-1A.
  2. Fitoterapia (Extractos líquidos Sinto-Fitoaromáticos):
  •  El Abedul, con propiedades antiinflamatorias y antisépticas, ayuda en los procesos inflamatorios.
  • La Agrimonia, tiene propiedades antiinflamatorias y desinfectantes, ayudando la cicatrización de úlceras y heridas.
  • La Bardana, tiene propiedades antibacterianas y cicatrizantes, mejorando la salud de la piel en general y el acné y abcesos con pus en particular.
  • La Borraja, favorece el proceso de cicatrización gracias a los taninos astringentes que contienen sus hojas.
  • La Melisa, por su contenido en timol, posee cualidades antibacterianas.
  • El Espino Blanco, tiene propiedades sedantes del sistema nervioso simpático, siempre relacionado con las afecciones de piel.
  • La Fumaria, tiene propiedades emolientes y antisépticas, es decir, protege y suaviza la piel y ayuda a curar las lesiones.
  • El Sauco, contiene propiedades antiinflamatoria.

FÓRMULA F-611: Abedul (Betula alba L.), Agrimonia (Agrimonia eupatoria L.), Bardana (Arctium lappa L.), Borraja (Borago officinalis L., Melisa (Melissa officinalis L.), Espino blanco (Crataegus oxyacantha L.), Fumaria (Fumaria officinalis L.) y Sauco (Sambucus nigra L.).

 

Nota final:

Los procesos de acné y los de abscesos y forúnculos, pueden ir en muchos casos unidos entre sí, con lo que en estos casos la fitoterapia ideal será la que conjugue la corrección de ambos casos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *