Estudio biológico sobre An Gong Niu Huang Wan

Lo verdaderamente grande de este complejo fitoterápico AN GONG NIU HUANG WAN es su precisión al desmontar el entramado biológico constituido por el Calor metabólico interno con Calor Tóxico y con Viento de hiperactividad Yang de Hígado y Corazón. Se trata de un conjunto de síndromes que unidos entré sí y en presencia de Flemas en mucosas cerebrales, conforman un terreno biológico en el que en Medicina Tradicional China se ha estudiado que se pueden desarrollar encefalitis, meningitis, ictus o convulsiones epilépticas (en niños), irritabilidad o afasia, esquizofrenia o alteración de la consciencia, delirio o hepatitis con dolor hepático.

Algo tan importante debiese ser advertido lo más científicamente posible, pero ¿cómo explicar que hay vías metabólicas de las 360 (aproximadas) que salen del hígado hacia toda la periferia orgánica que pueden conllevar un efecto agresor? Y ¿cómo explicar que un órgano diana de esta agresión puede ser el cerebro e inducir en él cualquiera de las patologías señaladas? ¿Y el Calor Fuego de Corazón y de Estómago? ¿Y el Calor Tóxico agravando toda la biología y colocando el cerebro como tejido víctima de la agresión orgánica?: ¿Cómo puede un profesional, captar el amplio terreno causal de cualquiera de estas patologías?

Respuesta: Por el calor corporal (pero con frío en brazos y piernas de codo y rodilla a manos y pies), por la agitación corporal y mental, por la lengua roja y escarlata, por el pulso rápido, por la fiebre elevada, por la irritabilidad y la sensación de agobio interno pero sobre todo por los síntomas de Calor Tóxico, de Fuego de Hígado, de Fuego de corazón y de “obstrucción de orificios” por Flema.

¡Atención! Si se presenta Calor Tóxico, muy obvio, los síntomas serán en este caso de Viento y Fuego visceral con flemas más severos y se debe añadir fitoterapia específica para estos síndromes. D-1A y/o D-2A y/o B-2C.

RESUMEN: El Calor de Corazón más Calor Tóxico más Fuego de Hígado más Mucosidades Calor en los Jing Luo, más Viento, producen el agobio cerebral en que la enfermedad se genera y se establece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *